Ritmo

Calma envuelta en claridad menguante.
Ritmo.
Signos que siempre son clave.
Imágenes fugaces.
Titubeante como una música
de sombras redimidas.
Formas huidizas
que nada representan.
Dibujos camino de nuevos dibujos.
Sueños.
Presentimientos efímeros
borrados por vientos y corrientes.

Traducción de “Banco de Peces” de Halfdan Rasmussen

– Ritmo -pensé al ver esta foto, por eso, Ritmo, le llamé. Por la paz que me transmite, la suavidad de los colores y su progresiva fusión, por la sencillez de sus líneas, por la claridad de esa luz a la que la noche intenta arrancar del día. Pongamos también, entonces, que si el mar es un espejo, cielo y tierra un espejismo. Que hay algo que se esconde detrás de cada fotografía porque hay algo delante antes de hacerla. La conclusión podría ser cualquiera, pero yo prefiero pensar que merece la pena estar en ese lugar y ese momento, esperando con la punta del dedo índice en el botón de disparo. El lugar ha sido en la zona donde se encuentra la Presa del Eume, el momento, el pasado sábado. Es una pena que para postearla tenga que tener un tamaño reducido, ya que de lo contrario, el post sería demasiado largo. De todas formas podéis ver la imagen más grande aquí. Como vengo haciendo en ocasiones, suelo acompañar, junto a la imagen, alguna canción, no escucho ninguna mejor para esta imagen que Divenire de Ludovico Einaudi. Aquí os dejo el video, os aseguro que merece la pena verlo entero.

David

What am I

What am I, after all, but a child pleas’d with the sound of my own name?

(¿Qué soy, después de todo, más que un niño complacido con el sonido de mi propio nombre?)

Extracto de “What am I, After All?” de Walt Whitman

Después de tanto tiempo, por fin desempolvé la tableta gráfica y decidí volver a hacer algo con ella. La imagen que veis arriba es el resultado. La idea partió de un boceto a lápiz que tenía hecho en el Moleskine, idea que iría tomando forma hasta convertirse en lo que es. Haciendo click aquí podéis verlo a mayor resolución. Le llamé “What am I?”, por haber utilizado un extracto del poema “What am I, after all?” del poeta Walt Whitman en la temática del diseño, porque quería que fuera algo personal,  y la frase dice mucho, de mí y de todos. Y es que nunca nos dejamos de preguntar quiénes somos aún cuando creemos saber la respuesta. Quizá nunca lo sabremos con certeza, pero lo que sí es seguro es que sabemos que somos, que soy, en el sentido físico de la existencia, aquí y ahora, y que me lo recuerdan cuando vuelvo a oír mi nombre, extasiado, como un niño, al saber que hay gente que sigue contando conmigo. No te culpo ego, ni tú lo culpes tampoco, porque somos nombres, pero ser un nombre es tan poco.

David

Muse

El sol se precipita sobre el horizonte.

Una nueva cita con mi musa y no sé dónde.

Rafael Lechowski

Necesitabas estar aquí, porque para mí esto es importante y tú eres importante para mí. Porque, para que voy a mentir, me encanta esta foto, pero no habría sido posible hacerla sin tí. Como tantas otras cosas, gracias por inspirarme, por acompañarme a ver el sol caer aunque pasemos frío, por escucharme y apoyarme en todo lo que hago o pretendo hacer. Por no dar el brazo a torcer y animarme a seguir haciendo lo que más me gusta aunque a veces se me olvide. Por eso, esta vez, le dedico un post a alguien muy especial. El título lo dice todo, pero si hubiera algo más que decir, sería esto…

David

Cuando el suelo arde

Para no volver a dejar el blog en el olvido vuelvo con otra fotografía, hasta que vaya terminando otros trabajos de diseño, dibujo y pintura. En esta ocasión os traigo una foto que hice ayer, yendo a dar una vuelta con mi hermano pequeño, en la zona nueva del Bertón. Está editada con Photoshop, con un efecto que he estado experimentando llamado Light Leak Effect. Como podéis ver en las esquinas superior izquierda y derecha, los tonos son diferentes al resto del conjunto de la foto, esto se consigue con dicho efecto variando las curvas de color partiendo de una máscara rápida en las zonas que desees aplicarlo. Me gusta por ese aspecto de película quemada que le da. Como siempre, si queréis apreciar mejor la imagen, haced click aquí. Espero que os guste lo que veis, mientras tanto os dejo con una pieza de Chopin, Nocturne in C# minor, para acompañar a la fotografía.

David

El último crepúsculo

¿Se va la poesía de las cosas
o no la puede condensar mi vida?
Ayer -mirando el último crepúsculo-
yo era un manchón de musgo entre unas ruinas.

Extracto de “Barrio sin luz” de Pablo Neruda

No puedo negar que me gusta ir a ver la puesta de sol, de hecho, voy menos veces de las que me gustaría. Si además de ir a verla llevo la cámara, el resultado es la certeza de no olvidar que estuve allí, aquel día, despidiéndome del sol hasta mañana. Ayer tuve la suerte de ir al Castillo de Andrade, en Pontedeume, A Coruña, con un amigo, a presenciar esta maravilla. Pese a que el castillo estaba cerrado, no tuvimos problema para fotografíar la puesta de sol. Esta foto la hice, con el objetivo Canon EF-S 18-200mm f/3.5-5.6 IS de mi compañero, al que vuelvo a agradecer desde aquí que me lo haya dejado en ese momento, ya que el mío no tiene tanta distancia focal. Para poder ver la fotografía a mayor tamaño, podéis hacerlo aquí.

El título de la foto “El último crepúsculo” es una forma de homenajear esos versos del poema “Barrio sin luz” del maestro Neruda, versos que creo que no le pueden ir mejor a la imagen. Esto es todo, hasta mañana, cuando vuelva a caer el sol.

David