Ritmo

Calma envuelta en claridad menguante.
Ritmo.
Signos que siempre son clave.
Imágenes fugaces.
Titubeante como una música
de sombras redimidas.
Formas huidizas
que nada representan.
Dibujos camino de nuevos dibujos.
Sueños.
Presentimientos efímeros
borrados por vientos y corrientes.

Traducción de “Banco de Peces” de Halfdan Rasmussen

– Ritmo -pensé al ver esta foto, por eso, Ritmo, le llamé. Por la paz que me transmite, la suavidad de los colores y su progresiva fusión, por la sencillez de sus líneas, por la claridad de esa luz a la que la noche intenta arrancar del día. Pongamos también, entonces, que si el mar es un espejo, cielo y tierra un espejismo. Que hay algo que se esconde detrás de cada fotografía porque hay algo delante antes de hacerla. La conclusión podría ser cualquiera, pero yo prefiero pensar que merece la pena estar en ese lugar y ese momento, esperando con la punta del dedo índice en el botón de disparo. El lugar ha sido en la zona donde se encuentra la Presa del Eume, el momento, el pasado sábado. Es una pena que para postearla tenga que tener un tamaño reducido, ya que de lo contrario, el post sería demasiado largo. De todas formas podéis ver la imagen más grande aquí. Como vengo haciendo en ocasiones, suelo acompañar, junto a la imagen, alguna canción, no escucho ninguna mejor para esta imagen que Divenire de Ludovico Einaudi. Aquí os dejo el video, os aseguro que merece la pena verlo entero.

David